El Miedo

Recuerdo cuando estaba en la escuela y tuve una exposición sobre un libro que tenía que leer y al finalizarlo exponer un resumen del mismo frente a mis compañeros de clases. Esa mañana de abril cuando me pare al frente de todos los alumnos y comencé a hablar, aunque tenía amplio conocimiento del tema, comencé a sentir dudas con respecto ha si estaba realmente preparado luego paso por mi mente el temor del qué dirán los demás si expongo mal de como se burlarían mis compañero y repentinamente sentí que mi voz se quebraba, que mis piernas temblaban y mi mente olvidaba pasajes del libro, en resumen aunque de la exposición salí airoso sentí incomodo con esa sensación.

Ahora con los años veo que esa fue una experiencia de temor, el miedo es el recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea, pero si dejamos que el miedo crezca dentro de nosotros y no lo controlamos terminara dominándonos, conozco personas muy preparadas que les aterra exponer se ponen a temblar, sudan y pierden el control de sus acciones.

Al leer el libro “El líder que no tenía cargo” de Robin Sharma, entendí que el miedo nos da la sensación de alerta, que se puede percibir como una corriente que nos atraviesa el cuerpo o un nudo en la garganta, ante una situación que estamos viviendo y no sabemos en cuál será el desenlace. Este libro nos indica que es muy importante identificar el motivo por el cual se ha activado esta alarma y así evaluar y ver la mejor solución para enfrentar esta sensación de temor.

Evaluar el origen del miedo nos permite saber a qué nos enfrentamos. Una cosa es tener temor a exponer frente a un grupo de personas donde vemos que el motivo puede ser el rechazo de terceros o la falta de preparación, los cuales pueden ser superados de varias manera, por otro lado sentir terror al cruzar una autopista llena de autos a gran velocidad y vemos que el motivo es no querer perder la vida más que miedo eso es sentido de supervivencia, la solución más sensata seria evitar cruzar la autopista.

Aprendí además que al sentir miedo uno tiene dos opciones, la primera seria no hacer nada y dejar que el miedo nos domine, salir huyendo sin saber que tal vez pueda ser solucionado de una manera más sencilla como evitar cruzar la autopista o estudiar para la exposición. La segunda es enfrentarlo antes que este te domine y así vencer ese temor, lo que nos prepara para poder afrontar un próximo evento que active el miedo, pero esta vez lo enfrentaremos con más seguridad de cómo manejar estas sensaciones que todos los humanos sentimos pero dependerá mucho de uno mismo el cómo lo enfrentamos y si queremos aprender algo de esta experiencia.