Las Mentiras

Yo soy de las personas que piensan de una manera muy rígida, para mí las cosas son blancas o negras sin matices grises, esa es una parte de mi naturaleza que estoy tratando de mejorar. Por ello opino que el tema de este artículo es sobre un tema complicado. 
Para empezar creo que lo peor que uno puede hacer a otra persona es mentirle ya que así comienzas a perder su confianza y es el inicio para que la relación, cualquier tipo de relación, se vaya quebrando hasta el punto que se termine por destruir.
Considero que uno de los peores adjetivos que puede identificar a una persona seria decir que es mentiroso, ese adjetivo le quita validez a la persona y lo convierte en alguien de quien tener cuidado. Porque no vas a saber cómo va a actuar debido a que sus palabras no van de acuerdo a sus acciones.
Ahora pienso que la mentira puede tener matices más complejos que un simple calificativo de bueno o malo. Una persona puede mentir a propósito para dañar a alguien sin remordimiento, como el hombre de bienes raíces que te recomienda comprar una propiedad deteriorada y con problemas judiciales, con el único interés de obtener su comisión.
Considero que la mentira debería estar identificado en varios tipos, algunas personas omiten, ocultan o malinterpretan la verdad para no lastimar, como el padre que le dice a su hijo que su mascota se ha ido de viaje cuando la verdad es que se enfermó y no se pudo recuperar. Al final sigue siendo una mentira pero fue dicha para no hacer sufrir a otra persona.
Quien decide ocultar o no la verdad somos nosotros, la persona a quien le mentimos tiene derecho a saber que sucede y afrontarlo de la mejor manera posible, pero que pasa cuando es alguien a quien no queremos ver sufrir como puede ser nuestra madre o un hijo, creo que la decisión sería diferente.
No estoy promoviendo la mentira, yo he tratado de ser lo más sincero posible con todos, lo que ha ocasionado que terceros se ven impactados negativamente, pero al final trato de decir la verdad, eso me enseñaron de pequeño, ahora me pregunto si será lo correcto en las diferentes situaciones que se presentan en nuestra vida.
Para finalizar, creo que la mentira como la vida es muy compleja y no debe  ser tomado a la ligera porque una vez que te acostumbras a mentir, es difícil dejar de hacerlo porque se vuelve una manía que te puede ayudar a librarte de problemas fácilmente, aunque te hagas una imagen negativa difícil de cambiar.